Modelo LINE negro seda LAH

El proyecto:  La verdadera belleza reside en la sencillez, entendida como resultado de un continuo proceso de reflexión y depuración. Alcanzarla implica profundizar en aspectos esenciales que, muchas veces pasan por alto. Por ejemplo, comprender que cada elemento debe sumar sin restar, ocupando justo el espacio necesario para cumplir su papel, Así el mobiliario ayuda a crear viviendas más armónicas y habitables desde su propio corazón: la cocina.

 


 Modelo ARIANE Roble Barrica

     El proyecto:  Del mobiliario se dispone en línea sobre una  sola pared, incluyendo las zonas de columnas en la que se integran hornos y frigorífico y espacios de almacenaje. Justo a continuación se sitúan  las zonas de cocción y fregado. Aun tratándose de una cocina de pequeñas dimensiones, sus complementos equipamientos la convierten en un espacio versátil y muy funcional.

 


Modelo MINOS Lacado Brillo

     El proyecto: La influencia de la luz natural se potencia mediante el empleo del color blanco en los muebles. La isla de 2’40cm de ancho reúne, de manera organizada en un espacio reducido, las zonas de lavado, cocción, almacenaje y comedor. Los muebles columna integran los principales electrodomésticos: frigorífico, horno y lavavajillas.


Modelo VITRA

     El Proyecto: La cocina se abre a otros espacios de la casa, vinculándose con el comedor, el salón y la terraza. El color, los materiales y la distribución del espacio se orientan a potencial el protagonismo de la luz natural.


Modelo ARIANE blanco self roble natural

      El Proyecto: una de las prioridades a la hora de planificar esta cocina era concentrar el mobiliario en los francos, reservando la zona a los ventanales como lugar de acceso a la vivienda. Por ello se opta por una distribución en U con tres zonas bien diferenciadas: la zona de columna integrada en la pared, una zona de cocción equipada con muebles altos y bajos y una zona de fregado y preparación que se sitúa en la península.se crea asi un espacio central totalmente despejado que permite moverse cómodamente en la cocina.


Modelo EPOCA gris arena

     El Proyecto: la península funciona como límite entre la zona de preparación y comedor, lo que permite diferenciar ambos ambientes, al mismo tiempo mantenerlos abiertos y comunicados. El tono gris de los frentes propicia el equilibrio entre los muebles de la cocina y el suelo en madera de pinote.


Modelo INTRA laminado blanco

     El Proyecto: Se opta por una distribución en isla que prescinde de los muebles en la zona alta. De esta forma, se preservan las vistas y se comunica la estancia con el exterior de la vivienda. La zona de columna se instala perpendicular a la isla.


Modelo KARMEL lacado seda

El Proyecto: La amplitud de la estancia permite ceder todo el protagonismo a la isla. Que funciona como zona de preparación, pero también ofrece importantes soluciones de almacenaje. La barra auxiliar de madera aporta una nota natural a un conjunto íntegramente blanco. Los muebles bajos se equipan con cajones de 60 y 65 cm. de profundidad, mientras la zona alta cuenta con los módulos de apertura pagable equipados con sistema de apertura asistida. Cuatro muebles de 60cm de anchos componen la zona de columnas, en la que se integran los electrodomésticos y una zona adicional de almacenamiento.


Modelo LINE E fresno marfil

El Proyecto: La cocina se plantea como un espacio que, manteniendo su esencia original, ofrezca la máxima funcionalidad y prestaciones. La sabia combinación del acabado fresno marfil con muebles de líneas rectas sin tirador convierte esta cocina en un espacio cálido y acogedor que armoniza tradición y las tendencias decorativas más actuales. La luz es un factor determinante en el proyecto. Se opta, por disponer el mobiliario de la cocina en paralelo, precisamente para preservar la luminosidad que penetra a través del comedor.


Modelo LINE E blanco seff

El Proyecto: La situación de la terraza determina la distribución de la cocina, pues se busca facilitar la entrada de luz natural a la estancia. Para lograrlo, el mobiliario se dispone en línea sobre una única pared, incluyendo en la zona de columnas en la que se integran horno, frigorífico y espacio de almacenaje.


Modelo MINOS estratificado laricio grabado

El Proyecto: La amplitud del espacio disponible permite una distribución en U, que optimiza los recorridos entre las distancias zonas de trabajo: lavado preparación y cocción. Al tratarse de una estancia abierta a la zona de estar, se opta por una campana oculta, más discreta que la decorativa. Los muebles columnas integran el horno, frigorífico y proporcionan capacidad de almacenamiento. El interior de los módulos persianas ofrecen una zona adicional de trabajo.


Modelo SEDA gris arena

El Proyecto: Se prescinde de los muebles altos y se construye un tabique a media altura que delimita las zonas de cocina y comedor. Así, aunque ambas se encuentran próximas, mantienen su independencia. Los muebles columnas funcionan como transmisión hacia la zona de lavandería anexa a la cocina.


Modelo UMBRA estratificado gris antracita

El Proyecto: Mientras una de las paredes de la cocina acoge los módulos altos y bajos, la situada enfrente se destina a los módulos columnas, que se prolongan hasta el techo. Esta distribución permite unificar las zonas de cocina, comedor y salón en un espacio diáfano y luminoso.


Modelo WOOD natura nogal

El Proyecto: la cocina se sitúa en un plano elevado, sobre un pavimento porcelanico más resistente a la humedad que el suelo de madera de la zona del comedor. Cada isla cuenta con funciones diferenciadas (preparación y cocción), permitiendo trabajar cómodamente en equipo. Ambas cuentan con amplios cajones en los que se almacenan utilidades y provisiones. La zona de columnas dispone de dos muebles 1’80cm de ancho con puertas correderas e interior equipado con parrillas y cajones de madera maciza. En esta zona también se integran hornos y frigoríficos.